Adype | Las empresas españolas invierten en I+D la mitad que la media europea
18545
single,single-post,postid-18545,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive
 
JaumeGiro

04 octubre Las empresas españolas invierten en I+D la mitad que la media europea

La situación de la investigación en España es el tema del nuevo dosier de la plataforma de análisis de la actualidad de la Obra Social ”la Caixa”.

El sector privado no tira del carro de la inversión en investigación como aconsejan los organismos internacionales, algo que complica su viabilidad en un momento en que el Gobierno español ha recortado también los presupuestos dedicados a la I+D. Se trata de una de las conclusiones del estudio La investigación en España: las actitudes de empresas, gobiernos y ciudadanos, que se incluye en Investigación e innovación: ¿qué nos jugamos?, el tercer dosier publicado por el Observatorio Social de ”la Caixa”. El estudio fue presentado recientemente por el director general de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Jaume Giró, en CaixaForum Madrid.

El profesor de investigación y la investigadora del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Luis Sanz Menéndez y Laura Cruz Castro, firman este informe, que cifra en un 1,22 % la inversión española del PIB en I+D, muy por debajo de la media de la Unión Europea, que se eleva hasta el 2,02 %, y de la media de la OCDE, del 2,40 %. Tanto España como la Unión Europea están lejos de las recomendaciones internacionales y de los compromisos adquiridos por los Gobiernos de invertir el 2 % y el 3 %, respectivamente.

La crisis ha hecho mella en la inversión en investigación, ya que la diferencia con la UE-28 es, además, mucho mayor en 2015 ―último dato publicado― que en 2008: mientras antes de la crisis la diferencia se situaba en el 0,44 % del PIB, ahora ha ascendido al 0,73 %.

En este descenso han tenido que ver la falta de compromiso de las empresas con la I+D y la reducción del presupuesto del Estado y de las comunidades autónomas en esta materia. En cuanto al sector privado, las empresas españolas invirtieron el 0,57 % del PIB en I+D en 2014, por un valor de más de 6.000 millones de euros, de nuevo casi la mitad que la media de la Unión Europea (1,07 %). Se trata de una situación que desatiende las obligaciones y los compromisos de la Unión Europea, asumidos por el Gobierno español, que pretendían que las empresas fuesen el financiador principal de la investigación, alcanzando el 66 % del peso total, cuando ahora este es del 46 %.

Las administraciones públicas competentes ―Gobierno central y comunidades autónomas― descuidan el presupuesto en I+D, contradiciendo estudios económicos sobre la importancia de la I+D para el crecimiento y la experiencia positiva de países que han seguido patrones contracíclicos, es decir, que han aumentado o como mínimo han mantenido el gasto en investigación en épocas de crisis. En el caso de España, ha liderado el recorte de los presupuestos públicos en I+D en toda Europa, que han pasado de representar un 0,51 % del PIB frente al 0,64 % de la media de la Unión Europea.

Los autores señalan, además, que el comportamiento de empresas y del Gobierno ante el I+D está alejado, también, de las expectativas sociales, ya que la sociedad española percibe la ciencia muy favorablemente. De hecho, según datos del Eurobarómetro Especial de 2013, el 80 % de los españoles cree que la ciencia hace nuestra vida más fácil, confortable y saludable, un porcentaje 12 puntos superior a la media europea.

Como confirma la Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología realizada por la FECYT, el 20 % de los ciudadanos otorga prioridad al aumento de las inversiones públicas en investigación, por encima del turismo, entre otros sectores de inversión. A la hora de tratar los asuntos relacionados con la ciencia, los ciudadanos, en una escala de 0 a 100, desconfían de las administraciones (44,6 puntos) y de las empresas (56,8). Y en cambio, otorgan mayor confianza a las universidades y a los hospitales (80,3).

España, amenazada por el avance de los países emergentes

El segundo artículo del dosier, ¿Está perdiendo España inversión internacional en I+D?, a cargo de Paloma Miravitlles, Fariza Achcaoucaou, Ana Núñez-Carballosa y Laura Guitart-Tarrés, de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, analiza, con datos del World Economic Forum y entrevistas con representantes de ocho multinacionales extranjeras con centros de I+D consolidados en España, la pérdida de las ventajas competitivas de los países considerados innovadores intermedios.

Economías emergentes, como Brasil, Rusia, India y, sobre todo, China están ganando terreno en el mapa de la localización internacional de la I+D, ocupando parte del espacio que antes dominaban indiscutiblemente países líderes como Estados Unidos, Japón o Alemania. Este nuevo escenario está dejando en una situación complicada a países como España, ya que se está viendo superada no solo en relación con factores de demanda de mercado, sino también en aspectos vinculados a la oferta tecnológica.

España solo aventaja a los países líderes en investigación en el coste del personal científico cualificado, y a los países BRIC en cuanto a factores relacionados con el entorno institucional. Tampoco cuenta con ningún factor que represente una ventaja absoluta respecto a ambos grupos de países. Por ello, se mantiene a gran distancia de los países líderes en innovación, a la vez que está siendo superada por los BRIC, no solo en relación con el mercado, sino también en factores de oferta tecnológica como la política de I+D, la disponibilidad de talento científico a coste competitivo y la presencia de instituciones científicas punteras.

I Premios Observatorio Social de apoyo a investigadores jóvenes

El programa convoca la primera edición de los Premios Observatorio Social de ”la Caixa”, un certamen que premiará con 10.000 € a cuatro artículos divulgativos de calidad científica en las categorías que son el foco de la actividad de la Fundación Bancaria ”la Caixa” y del propio Observatorio: inclusión social, educación, ciencia y cultura. Con esta iniciativa, en memoria del Dr. Rogeli Duocastella, el Observatorio quiere apoyar al nuevo talento en investigación, así como difundir de forma accesible para el conjunto de la sociedad el conocimiento científico en esas áreas.

Las personas interesadas pueden enviar sus artículos hasta el 16 de octubre de 2017 y consultar las bases de la convocatoria en la web del Observatorio Social de ”la Caixa” (observatoriosociallacaixa.org).

El Observatorio Social de ”la Caixa” es una iniciativa para el estudio de los nuevos fenómenos sociales que cuenta con una web actualizada semanalmente y un dosier monotemático cuatrimestral. En ambos soportes, el análisis del Observatorio Social de ”la Caixa” se nutre de un barómetro de indicadores clave sobre temas de interés social en los países miembros de la Unión Europea y la OCDE, además de artículos, entrevistas y reseñas encabezadas por expertos.